José Mac-Pherson

Sábado 19 de febrero de 2011, por Juan Aznar // Geología

Hace pocos días, paseando por la Plaza Mina en Cádiz, reparé en que el busto de un ilustre geólogo, José Mac-Pherson, había desaparecido de su pedestal. Esperemos que solo sea temporal, pero vamos a recordar quién es este personaje que como muchos científicos es mas conocido fuera que dentro de su tierra.

Según el Diario de Cádiz, en sus páginas dedicadas a gaditanos ilustres:

"José Mac-Pherson y Hemas nació en Cádiz el 15 de julio de 1839, hijo de un comerciante escocés y de una señorita gaditana. Poco es conocida en Cádiz la figura del geólogo Macpherson, primera autoridad en la materia y científico reconocido mundialmente. Desde muy joven se inclinó por la ciencia rechazando continuar con sus negocios familiares, la consignación y seguros de buques, que dejó en manos de su hermano. Una biografía publicada en Diario de Cádiz con motivo de su fallecimiento resaltaba que el científico gaditano nunca asistió a colegios, “pero su talento, vocación y amor al saber fueron sus profesores”. Curiosamente, el título de doctor en Ciencias Naturales lo obtuvo libremente en Madrid sin estar matriculado en asignatura alguna. (En la imagen publicada en Diario de Cádiz (1927) durante un acto en el cual el ingeniero Gavala y Laborde resumió la labor del científico de Cádiz señalando: “Los hombres como Macpherson nos legaron diccionarios con que traducir la taquigrafía de la tierra). Otra curiosidad de la vida de Mac-Pherson es que siendo poseedor “de una regular fortuna, nunca tuvo necesidad de trabajar para vivir y en efecto, nunca ganó una sola peseta con sus espléndidos trabajos”. Sus primeros estudios los realizó entre Gibraltar y Cádiz, marchando posteriormente a París donde se especializó en Mineralogía, trabajando en el Laboratorio Pisani, y el la ciencia geológica, al lado de los eminentes científicos, Daubree y Meunier. A su regreso a España comenzó una serie de viajes de exploración geológica por toda la península.

Sus estudios tratan sobre dos órdenes de conocimientos geológicos: la orogenia y la petrografía. Los primeros se refieren a la disposición estructural del territorio peninsular, siendo nota predominante en sus investigaciones la amplitud de las concesiones y el carácter sintético de los estudios. Gracias a Macpherson se conocen conceptos sobre la constitución geográfica y geológica de España que son ya de dominio vulgar, como la noción de la meseta central, de las depresiones del valle del Ebro y del Guadalquivir y de la alineación tectónica de Sierra Morena que consideró como una gran fractura terrestre.

En 1872 publicó su primera obra: “Bosquejo biológico de la provincia de Cádiz”, donde trata con originalidad la geología peninsular. Macpherson fue también un cultivador de la ciencia meteorológica. UN Hombre bondadoso, modesto y entusiasta de la investigación científica Que nunca se preocupó de la adquisición de títulos ni honores.

En su casa natal, Plaza de Mina 12, se descubrió una placa en su honor, hoy lamentablemente desaparecida, descubierta por el entonces alcalde de Cádiz, Agustín Blázquez Paúl. En el texto podía leerse: ‘Al sabio geólogo Don José Macpherson y Hemas’.

El 3 de mayo de 1927, coincidiendo con el XI Congreso de Ciencias, celebrado en Cádiz, y que estuvo presidido por los de España, don Alfonso XIII y doña Victoria Eugenia, José Macpherson recibió un homenaje por parte de los congresistas llegados de toda Europa.

Con motivo del centenario de su nacimiento, la Institución Libre de Enseñanza (Madrid) dedicó su Boletín Mensual al geólogo gaditano. En un acto en el que intervinieron Santos Casado, Enrique Macpherson, José Manuel Ontañón, Isabel Rábano y Nicolás Ortega.

La Institución Libre de Enseñanza reunió en un Boletín aportaciones de los principales especialistas en su biografía y su trabajo intelectual, que sitúan su figura en el contexto más amplio sobre los estudios sobre geología del siglo XIX.

JPEG - 84.7 KB
Institución Libre de Enseñanza
Actual estado de la Institución Libre de Enseñanza

La Residencia de Estudiantes era un foco de difusión de la modernidad en España, y de entre los residentes surgieron muchas de las figuras más destacadas de la cultura española del siglo XX, como el poeta Federico García Lorca, el pintor Salvador Dalí, el cineasta Luis Buñuel y el científico Severo Ochoa.

A ella acudían como visitantes asiduos o como residentes durante sus estancias en Madrid Miguel de Unamuno, Alfonso Reyes, Manuel de Falla, Juan Ramón Jiménez, José Ortega y Gasset, Pedro Salinas, Blas Cabrera, Eugenio d’Ors o Rafael Alberti, siendo un auténtico foro de debate y difusión de la vida intelectual europea.

Aunque muchos han querido rectificarlo, no han podido variar ninguna sola coma, en sus ideas fundamentales, ni de sus concesiones sintéticas, porque todo su trabajo era de campo y laboratorio. Años más tarde el médico gaditano Venancio González esculpió un busto de Mac-Pherson que se encuentra en los jardines de dicha plaza frente a la que fuera su casa. Lamentablemente Cádiz perdió la oportunidad de rendir homenaje a uno de sus hijos más ilustres. Una vez más se confirma que nadie es profeta en su tierra. Murió el 11 de octubre de 1902, en la Granja de San Ildefonso (Segovia). "